Huevos liberté
Desde que empezamos Mistral queremos priorizar el consumo de ingredientes locales como materia prima para nuestras recetas de panadería y pastelería.
Soñamos algún día poder crear todos nuestros panes con la harina artesanal de Socotá y que todos nuestros postres sean hechos con productos orgánicos.


Poco a poco hemos creado alianzas con proveedores y agricultores regionales, creemos que así no solamente apoyamos una cadena de producción más justa, sino que también nos permite saber de dónde viene lo que consumimos para poder ofrecer alimentos libres de químicos.
Por eso decidimos iniciar un nuevo proyecto: los huevos liberté, creados en una granja de Cundinamarca con gallinas en libre pastoreo.


¿Por qué huevos?

En las recetas clásicas de la pastelería francesa, principalmente en la repostería, los huevos son un ingrediente esencial.
Si bien hemos querido innovar con algunas recetas veganas que no contengan productos de origen animal, sí es un hecho que el huevo es uno de nuestros principales insumos.
Al mes usamos aproximadamente 12.000 unidades para nuestros brunchs y postres, teniendo en cuenta que en Colombia el huevo es casi imprescindible al desayuno.


¿De dónde vienen los huevos?
A inicios del 2020, gracias a uno de nuestros socios, conocimos los Aguillón Páez., una familia de campesinos con experiencia en producción avícola artesanal.
En contexto de pandemia nos pareció una buena oportunidad apostarle a este emprendimiento independiente, que los beneficiara como encargados de cuidar a las gallinas y liderar el proyecto, y nos garantizara una producción constante de huevos de mejor calidad.


La granja está ubicada a menos de 100 km de Bogotá, a 1.400 m de altura en el municipio de Pacho. El clima es cálido y agradable. Las gallinas se encuentran en pastoreo al aire libre en 5 potreros de 500 m2 cada uno.
El galpón está construido con guadua y madera de la zona, cuenta con número suficiente de comederos, bebederos y nidales.



¿Qué beneficios tienen los huevos?
Uno de los puntos más importantes, y que hace parte de la principal apuesta, es la alimentación de las gallinas. Aquí no usamos concentrados a base de carne o pescado, como suele serlo en la mayoría de empresas de huevos, sino que son alimentadas con plantas nativas de la región y una dieta balanceada suplementada con una fuente de ácidos omega-3.


Gracias a esto, los huevos de estas gallinas tienen unas características especiales:
Son enriquecidos con omega - 3, lo que ayuda a la prevención de enfermedades cardíacas coronarias.
Son ricos en luteína y zeaxantina, carotenoides esenciales para la retina del ojo.
Son libres de antibióticos y otros aditivos.

Además, son empacados en calceta de de plátano que es biodegradable, cultivado también en la región.